Observación cometa 46P/Wirtanen

Observación cometa 46P/Wirtanen

Cometa 46P/Wirtanen Más cercano al Sol: 12 de Diciembre de 2018 a 1,05 UA. Más cercano a la Tierra: 17 de Diciembre de 2018 a 0,0776 UA. Máximo: Mag 3 en Diciembre de 2018. Período: 5,4 años. Estará teniendo una aparición excepcional en 2018 cuando pase a solo 11.6 millones de kms de la Tierra el 17 de Diciembre. Apareciendo como visible a simple vista como una neblina circular de magnitud 3ª y de más de un grado de diámetro aparente. Inicialmente favorece a los espectadores en el hemisferio sur y puede alcanzar la visibilidad a simple vista después de la Luna Llena del 23 de Noviembre, cuando el cometa está situado en Fornax, en el cielo nocturno. Durante Diciembre, el cometa se mueve rápidamente hacia el noreste a través de Cetus, Eridanus, Taurus, Perseus y Auriga. El cometa se pierde para los del sur en Navidad, mientras que los del norte obtienen la mejor vista después del perigeo. El cometa se desvanecerá a simple vista a mediados de Enero de...
2018, una buena oportunidad para disfrutar de las Perseidas

2018, una buena oportunidad para disfrutar de las Perseidas

Este año la Luna será nuestra cómplice ocultándose en su propia sombra para dejarnos ver el espectáculo que, cada verano, nos regalan los restos de un cometa en forma de lluvia de estrellas fugaces. Son las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo. Este fenómeno, que se repite todos los años entre mediados de julio y finales de agosto, se produce al atravesar la Tierra, en su trayectoria en torno al Sol, la estela del cometa Swift-Tuttle. Este cometa fue descubierto en 1862 por el astrónomo japonés Tsuruhiko Kiuchi y nos visita cada 133 años; tiene un tamaño aproximado de 26 km de diámetro y al calentarse en su aproximación al Sol emite chorros de gas y multitud de partículas (meteoroides) que forman su cola. Estos meteoroides penetran a alta velocidad en nuestra atmósfera y provocan esas estelas tan luminosas que llamamos estrellas fugaces o meteoros. La última vez que este cometa se aproximó a la Tierra fue en diciembre de 1992 y la próxima vez que esto suceda será en julio de 2126, dentro de 108 años. La mayoría de los meteoroides desprendidos del Swift-Tuttle son tan pequeños como granos de arena, y cuando se cruzan con la Tierra impactan contra la atmósfera a una velocidad de más de 210.000 kilómetros por hora, equivalente a recorrer la distancia entre la Alhambra de Granada y las grandes pirámides de Egipto en menos de 60 segundos. El choque produce en estos fragmentos un aumento de temperatura de hasta 5.000 grados en una fracción de segundo, lo que hace que se desintegren y emitan el típico destello de luz de las estrellas fugaces. Esta desintegración...