Noticias

En esta sección encontrarás información y noticias referentes al mundo de la ciencia y la astronomía

La Osa Mayor tiene menos contaminación estelar que otros grupos de estrellas

Dos tercios de las estrellas del grupo de movimiento (restos de una asociación estelar que se desplazan juntos por la Vía Láctea) de la Osa Mayor comparten composición química. Un estudio internacional, publicado en la revista Astronomy & Astrophysics yen el que participa la Universidad Complutense de Madrid (UCM), considera esta proporción elevada y determina que la contaminación estelar afecta menos a esta agrupación que a otras. Para llegar a esta conclusión, los expertos han estudiado la composición química de 44 estrellas del grupo. De ellas, 29 tienen una veintena de elementos en común, como hierro, sodio, aluminio, magnesio o calcio. “Esta composición química es un método adicional para confirmar si las estrellas son miembros de un grupo o no”, indica David Montes, investigador del departamento de Astrofísica de la UCM y coautor del trabajo. El análisis se desarrolló en el observatorio de La Palma a través de un espectrógrafo que permitió, con una buena resolución, estudiar las líneas en el espectro de cada cuerpo. Para ello, destaca el científico, es necesario que haya suficientes líneas. La información obtenida se comparó con la composición química de una estrella que sí pertenece al grupo de movimiento, y este análisis diferencial permitió determinar cuáles coincidían o no. En total, un 66% presentaron similares características. Uno de los grupos estelares mejor conocido “El grupo de movimiento de la Osa Mayor es uno de los que mejor se conocen. Está formado por más objetos, pero estudiamos 44 porque son los que cumplían las condiciones para el análisis y los que podíamos observar desde el hemisferio norte”, justifica el astrofísico. Este análisis ha demostrado que la... leer más

ALMA observa, por primera vez, cómo se forman las galaxias en el universo temprano

  El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) se ha utilizado para detectar las nubes de gas con formación estelar más distantes encontradas hasta ahora en galaxias normales del universo temprano. Las nuevas observaciones permiten a los astrónomos empezar a ver cómo se construyeron las primeras galaxias y cómo despejaron la niebla cósmica en la época de reionización. Esta es la primera vez que pueden verse este tipo de galaxias como algo más que manchas difusas. Cuando las primeras galaxias se empezaron a formar, unos cuantos cientos de millones años después del Big Bang, el universo estaba poblado por una niebla de gas de hidrógeno. A medida que empezaron a aparecer y a aumentar las fuentes brillantes — tanto estrellas como cuásares alimentados por enormes agujeros negros — estas despejaron la niebla e hicieron el universo transparente a la luz ultravioleta. Los astrónomos llaman a esto la época de reionización, pero poco se sabe sobre estas primeras galaxias y, hasta ahora, sólo se han visto como manchas muy tenues. Sin embargo, gracias a nuevas observaciones que utilizan las capacidades de ALMA, esto está empezando a cambiar. Un equipo de astrónomos, liderado por Roberto Maiolino (Laboratorio Cavendish e Instituto Kavli de Cosmología, Universidad de Cambridge, Reino Unido), observó con ALMA unas galaxias que habían sido vistas tan solo unos 800 millones de años después del Big Bang. Los astrónomos no buscaban la luz de las estrellas, sino el débil resplandor del carbono ionizado procedente de las nubes de gas a partir de las cuales se formaron las estrellas. Querían estudiar la interacción entre una generación joven de estrellas y los fríos grumos... leer más

Curiosity encuentra una posible corteza continental en Marte

Rocas ricas en sílice, similares a los componentes de la corteza terrestre continental más antigua, han sido encontradas en el lugar de aterrizaje del rover Curiosity de la NASA en Marte, según un estudio publicado hoy por la revista Nature Geoscience. Estos resultados añaden nuevas evidencias de que el planeta rojo pudo haber sido más similar a la antigua Tierra de lo que se creía previamente. Los científicos pensaban que la corteza continental, que es menos densa y de composición diferente a la que hay bajo los océanos, era única de la Tierra. Se atribuye a los procesos magmáticos complejos, posiblemente relacionados con la aparición de las placas tectónicas. Hasta ahora se suponía que la corteza marciana no había sufrido ese proceso magmático y, por lo tanto, debía estar compuesta predominantemente por basaltos (pobres en sílice). Sin embargo, recientes misiones orbitales y del Curiosity habían detectado apariciones aisladas de materiales ricos en sílice. Los investigadores analizaron los datos geoquímicos de más de 20 rocas sondeadas por el instrumento ChemCam del Curiosity en el cráter Gale, y comprobaron que en las rocas de color claro abundaba el sílice, junto a otros componentes diversos. Algunas de estas rocas son de composición similar a la de ciertos materiales continentales conservados más antiguos de la Tierra. El estudio indica que los compuestos hallados podrían ser los restos de una antigua corteza de Marte parecida a la primigenia corteza continental terrestre. Fuente:... leer más

La sonda New Horizons llega a Plutón

Sí. Después de 9 años y más de 3 mil millones de millas (cerca 5 mil millones de km) recorridas, la sonda New Horizons ha sobrevolado Plutón a las 13:49 h (hora peninsular española)”. Con este tuit la NASA ha confirmado que su nave ha pasado a unos 12.500 km del planeta enano a una velocidad de unos 49.600 km/h. En las próximas horas la agencia espacial estadounidense ofrecerá toda la información y distribuirá las fotografías con mucho más detalle que las que ha ofrecido hasta ahora. En las útlimas imágenes captadas por New Horizons aparece el característico ‘corazón’ brillante de Plutón, además de estructuras lineales que podrían corresponder a acantilados, y algunas formaciones circulares, que los técnicos de la misión consideran que podrían ser cráteres de impacto.   Fuente:... leer más

La NASA logra resolver un inesperado problema con la sonda New Horizons

La sonda New Horizons de la NASA ha estado a punto de no poder cumplir su objetivo histórico: el encuentro con Plutón a solo 12.500 kilómetros de distancia del planeta enano. Durante el fin de semana los responsables de la misión perdieron contacto con el aparato durante una hora. Por suerte, lo han recuperado. La NASA ha confirmado que un problema en la New Horizons activó el “modo seguro” del aparato, haciendo perder el contacto durante una hora. Los responsables de la misión han logrado ahora recuperarlo y la sonda volverá a su funcionamiento normal mañana martes 7 de julio. ¿Qué ha sucedido? La NASA asegura que no se ha detectado ningún problema de software ni de hardware, sino un fallo “difícil de detectar” en la secuencia de órdenes al aparato, algo que tampoco aclara muy bien lo ocurrido. En cualquier caso, todo parece que vuelve a la normalidad y el encuentro más cercano con Plutón ocurrirá de momento igualmente el próximo 14 de julio. Ese día la sonda pasará a solo 12.500 kilómetros de Plutón y podrá tomar las mejores imágenes jamás captadas del planeta enano. La New Horizons se encuentra ahora mismo a más de 4.800 millones de kilómetros de distancia de la Tierra. Es decir, las comunicaciones de radio con el aparato, a pesar de viajar las ondas a la velocidad de la luz, tardan en llegar unas 4,5 horas, es decir 9 horas en enviar un comando y recibir respuesta. Los misterios que esconde Plutón son casi infinitos, apenas sabemos nada de este planeta en los límites del Sistema Solar. Hace unos días, la New... leer más